Tratamiento de tortícolis

ICDI Сentro espina №❶ Tratamiento de tortícolis

Tortícolis – es la enfermedad, que se caracteriza por la restricción del movimiento en la región cervical.

La causa más común de tortícolis muscular es el acortamiento del músculo esternocleidomastoideo.

Este músculo se encuentra en la parte frontal, a ambos lados del cuello, unido a la cabeza y el tórax, función normal – giro y la ligera inclinación de la cabeza.

La tortícolis muscular surge si este músculo se acorta, como resultado de lo cual existe la restricción de la movilidad y es difícil girar la cabeza en una dirección.

El giro de la cabeza de persona sana es igual a 80-90% (estirar la barbilla hacia el centro del hombre), con la tortícolis el ángulo de rotación es menor.

Además, debido a las frecuentes lesiones al nacer, la colocación inadecuada del feto antes del nacimiento o el cordón intrauterino por el cordón umbilical, surge el espasmo de los músculos dorsales del cuello (músculos oblicuos del cuello, la parte superior del trapecio), además de tortícolis surge la alteración de la circulación cerebral y esto conlleva graves consecuencias.

El ejemplo típico es la tortícolis congénita de un niño, como resultado del hecho de que el niño estaba en la diligencia pélvica durante el embarazo o estaba envuelto alrededor del cordón umbilical. El bebé tiene la subluxación de las vértebras cervicales,y  los impulsos nerviosos patológicos hacen que el músculo esternocleidomastoideo se contraiga. El músculo eventualmente se vuelve más corto y esclerótico, calcificado, compactado y aparece  tortícolis persistente.

Los procesos infecciosos son mucho menos propensos a causar tortícolis. Como muestran la estadística con la tortícolis, incluso insignificante, la probabilidad de displasia de las articulaciones de la cadera es mucho mayor, y el 90% de los niños con tortícolis no tratada desarrollan escoliosis.

Es importante diagnosticar la tortícolis y tratarla en las primeras etapas, ya que los cambios en el cráneo, los huesos y los tejidos blandos son muy difíciles de ajustar y no siempre son posibles.

En la mayoría de los casos, en el tratamiento de la tortícolis, es posible evitar la cirugía con apelación oportuna a un especialista.

Con la tortícolis es importante realizar un examen completo para excluir otras enfermedades graves.

Síntomas de tortícolis en la infancia:

  • postura en forma de C de la columna vertebral, acostado sobre su estómago;
  • puño cerrado en un lado;
  • deformidades del cráneo;
  • el niño se duerme mal, acostado sobre su estómago, mantiene su cabeza a un lado;
  • giro incompleto de la cabeza;
  • tensión de los músculos del cuello;
  • en el parto: manguito del cordón umbilical, presentación pélvica, trauma.

¡La presencia de algunos síntomas puede indicar la enfermedad!

 

 

 

Haz una pregunta